viernes, 21 de diciembre de 2007

Se nos acaba el año !!!

La primera impresión es que este ha sido el año del Soplao, pero la verdad es que ha sido un año plagado de rutazas, actividades y mucho colegueo entre los diferentes miembros de la Peña.

Empezamos con ganas, entrenando para el Soplao, por el medio se hicieron rutazas como la Impensable, los 100km de Anayo, el Gorfolí, la ruta por Redes o la clásica del fito. El Soplao fue un sufrimiento de esos que recuerdas con cariño gracias a todos los amigos que teníamos al lado, con esta gente se puede ir a cualquier sitio !!!
¿Y ahora que?, ¿se acabó?, pues no!!!. Mas motivación para encarar la XIV Vuelta al Concejo. No me voy a quedar corto en halagos, salio perfecta (pero como los miembro de la peña son unos cracks seguro que para la siguiente nos superamos).

Con este grupo de gente, que no se queja y que acepta todo de buen grado da gusto organizar cosas. Así se animaron, además de Rubén el organizador por excelencia: Arsenio con su Up&down Tour, Manu con la ruta de Benazolve y el duatlon del Areo, o Juan con la ruta por Viveiro.

También dejamos atrás la Transcantabrica, donde hubo como todos los años una amplia participación de Pelayos en la ruta y en los bares de Cangas de Onís. En el ultimo trimestre a destacar la ruta a Valdedios y la ruta de los callos, una ruta que a buen seguro se va a convertir en clásica en nuestro calendario.
Ya somos 67 socios, una gente fantástica. He mencionado a alguno de los organizadores aunque no era mi intención en este resumen destacar a ninguna persona individualmente, pero creo que voy a volver a pecar y hacer una excepción con otras dos personas.
Juanjo, por ser el hilo de unión de la Peña, el coordinador general y el que siempre esta pensando en todos salvo en el mismo.
Camilo, porqué es uno de esos socios que está ahí y no se hace notar, pero que son de lo que se nutre este grupo. Todos te tenemos en mente y deseamos que te recuperes para volver a estar con nosotros rodando por las caleyas.

martes, 23 de octubre de 2007

I DuaBTTlón de Montaña BTT Pelayo

El Sr. Briansó se está pasando ...
El Sr. Briansó nos está mimando demasiado ...
Y es que menudas rutas que nos está preparando últimamente, después del exitazo de la ruta de los vinos por Benalzolve tenía muy alto el listón, pero lo ha vuelto a superar. Menuda organización.

Y agradecer no sólo al Sr. Briansó y familia, sino también a Juanjo y Rubén en la coordinación técnica, a todos los "probadores" del circuito, al personal de apoyo en los controles: Calo, Pablo, Pau, Willy, al fotógrafo y a cualquiera que subiese al Monte Areo a animar y poner su granito de arena en esta diferente y sensacional "ruta".
Me repito y vuelvo con el tema de la organización. Llegamos al área recreativa del monte Areo poco antes de las 10 de la mañana y ya estaba todo perfectamente organizado: circuito marcado, bebidas listas, zona de transición delimitada, solo faltaba que fuesen llegando los participantes, se empezaba a notar la tensión. Primeros calentamientos y esto parecía el garaje de Mclaren antes de la carrera.

Si alguien pensaba que esto iba a ser "tranqui" se confundió por completo. Salida disparada de Arsenio para formar un grupeto en cabeza que a la postre serían los que acabarían en los primeros puestos al final del duatlón. No hubo relajación para nadie, todo el mundo tiró a tope. Así se entienden las medias que reflejaban la mayoría de pulsómetros de los participantes, el de Luis, primer clasificado fue de 186 pulsaciones de media mantenida durante 1 hora y 20 minutos aproximadamente !!!

La parte de bicicleta muy dura, quizás por el ritmo que todos llevábamos, un continuo sube y baja que hizo mucho daño. También hubo algunos abandonos debidos a pinchazos o problemas mecánicos. La bicicleta nos puso a todos en su sitio natural, durante la segunda vuelta al circuito apenas hubo variaciones en la clasificación, fueron 24 km a todo lo que el cuerpo daba.
Para finalizar los dos últimos kilómetros de carrera a pie, aquí algunos reencontraron las fuerzas y otros se acabaron desfondando, pero la distancia no daba para más y salvo mejorar uno o dos puestos ya estaba todo escrito.
Los participantes fueron llegando a la meta con muy poco retraso entre ellos, la elección de las distancias a recorrer fue clave, un gran acierto. Desde la llegada de Luis, primer clasificado a la entrada triunfal del Presi Fernando entre vítores y pasillo incluido solo transcurrieron unos 30 minutos. Una gran satisfacción entre los participantes y porqué no decirlo un poco de pique: el año que viene tengo que entrenar mas y pasar al menos a uno de esos guaperas que este año quedaron delante de mí, je, je, je...

Fotos en el "podium" de los primeros clasificados y entrega de trofeos para todos los participantes y gente de la organización, una fantástica camiseta que hoy me he traído al trabajo para lucirla un poco. !! Mi primer duaBTTlón !!

Ducha y comida en el centro de iniciativa rural de Guimarán gracias a las gestiones de Rubén. Sopa de marisco y paella amenizada con una presentación de la transcantábrica 2003 y del vídeo de la primera vuelta al concejo. Como pasa el tiempo, un Gijón desconocido, unas bicis pasadas de época y algunos de los participantes del duaBBTlón con 15 años menos :-D.

Aquí va la clasificación de participantes por orden de llegada a la meta, los ganadores fuimos todos. Hora de inicio 10:50.

Nombre T1 P1 T2 P2 T3 P3 T4 Final
LUIS MORO 1059 3 1132 1 1205 1 1214 1
JUAN CASTRO 1100 11 1133 3 1206 2 1216 2
FERMIN MUÑOZ 1059 4 1133 2 1208 3 1217 3
MANUEL BRIANSO 1059 5 1134 6 1210 4 1220 4
JOSE Mª FDEZ 1058 1 1134 4 1211 5 1220 5
ARSENIO 1059 6 1139 11 1214 8 1223 6
CHEMA 1100 12 1135 7 1213 6 1224 7
AGUSTIN 1059 7 1137 9 1214 7 1225 8
BENITO 1100 13 1139 13 1215 10 1225 9
EMILIO 1100 14 1137 10 1215 9 1226 10
FRAN 1059 8 1139 12 1217 12 1227 11
NACHO 1101 22 1139 15 1216 11 1227 12
JOSECHU 1100 15 1139 14 1220 13 1230 13
FELIX 1059 9 1141 17 1223 15 1234 14
JUANJO 1100 16 1141 16 1223 14 1235 15
ROBERTO RIESGO 1101 23 1142 18 1225 16 1237 16
CARLOS PERELLO 1100 17 1143 19 1226 17 1239 17
CARLOS BRIANSO 1100 18 1144 22 1230 19 1240 18
PABLERAS 1102 25 1145 24 1229 18 1241 19
JOAQUIN 1101 24 1152 26 1233 22 1243 20
RUBEN GV 1102 26 1144 23 1230 20 1244 21
ANGEL ZARATE 1102 27 1143 21 1231 21 1245 22
FERNANDO 1103 28 1151 25 1240 23 1251 23
JOSE IG. RGUEZ 1058 2 1134 5 abandona

x
JAVIER LEAL 1100 19 1143 20 abandona

x
JUAN MENENDEZ llegatarde
1135 8 abandono

x
J.ORDAS 1059 10 abandona



x
MIGUEL RUIZ 1100 20 abandona



x
ALEJANDRO OTERO 1100 21 abandona



x

lunes, 27 de agosto de 2007

Pulpo, ribeiro y btt

Le tocó a Juan (el ingeniero) organizar ruta por Viveiro, tras varios años intentando que fuésemos a visitarle este año tocó. No fuimos muchos, tan solo 5 Pelayos mas, pero lo pasamos teta. Salimos de Gijón el viernes de tarde y paramos en Ribadeo para pernoctar y aprovechar la hospitalidad de Paulino que nos hizo de anfitrión, él y su hermana Mari se encargaron de llevarnos de visita gastronómica por Ribadeo.
Os podría contar muchas cosas, pero no quiero aprovecharme del estado etílico de mis compañeros de viaje, comimos pulpo y bocartes mientras veíamos una reposición de Heidi en vivo interpretada por el "showman", supongo que todos sabréis a quien me refiero...

A Viveiro llegamos cuatro, Pablo no se encontraba bien y decidió quedarse en Ribadeo, acción acertada ya que la dureza de la ruta unida al frío y la lluvia no le habría sentado nada bien. Nos acompaño, a parte de Juan, Paco un compañero del club ciclista con el que Juan suele salir por allí.

La ruta fue mas corta de lo programada, pero hubo bastante dureza. Sin apenas calentar nada comenzamos subiendo, subiendo, subiendo, por pistas anchas, hasta un parque eólico en la cima mas alta del conceyo de Viveiro. Unas vistas espectaculares de la ria, aunque empañadas por la lluvia y la niebla. Las bajadas muy rápidas y un paseo para soltar piernas al final de la ruta por una vía verde que transcurría al lado de la ria.
Cómo no podía ser de otra forma, acabamos bañandonos en la playa. Unos mas pudorosos y otros menos. Juan como buen anfitrión nos llevó a comer a un sitio muy chulo: pulpo, santiaguines y un montón de costillas. Muchas risas e historias en la mesa. A ver si otro año podemos volver con mejor tiempo y con mas compañeros, porque con mejor ambiente no creo que sea posible.

miércoles, 1 de agosto de 2007

SANGRE, SUDOR Y VINO - Benazolve'07

"A tres euros el polvo... del camino"

Descripción oficial de la ruta:
La ruta no es una ruta de grandes paisajes, aunque sí son muy chulos..., no es una ruta de grandes repechos aunque tiene alguno ..., tiene un sol leonés en lo alto que pica , pero tambien tiene tramos de bosque en sombra..., muchos metros de pista dura seca , aunque cuando llega la grava ya no esta tan durito..., tienes mucha vid alrededor, mucho maíz y mucho páramo castellano-leonés , intentaremos pisar cuanto menos asfalto mejor, que es fácil que sea muy poquito, y acuérdate de lo del Vino, que al final es lo mas importante !!!!!

Salimos de Benazolve - por el río hasta Ardón - pistas hasta Cembranos - Subida al monte de Banuncias - vides a Valdevimbre - paso por Villalobar a visitar el toro de Osborne (que es lo mas turístico del pueblo) - pista monte hasta Villamañán - directos ya a Valencia de Don Juan - y vuelta por maizales y negrillos hacia Fresno de la Vega y Cabreros del Rio - llegada a Benazolve... y ya.

Y así dicen que pasó:

Saliendo unos de Gijón, otros de Noreña, muchos de León (alguno proveniente de Segovia) y otros que se encontraban desperdigados por los alrededores, se juntaron 15 amigos en el campo de la fiesta de Benazolve, para empezar la ruta a las 9:30 de la mañana, con la puntualidad acostumbrada. Entre los modelitos, Roberto deleitó con un mono ceñido que marcaba perfectamente... las quemaduras que se hizo en la espalda. Fran, con sus obligaciones familiares, dejó la carga y retornó a Gijón a empezar las vacaciones

Comenzó la ruta por una amplia zona polvorienta a orillas del Bernesga (es un río) en dirección a Ardón. Las plantas exóticas de la zona decidieron quedarse con un trozo de piel de Rubén, que apareció sangrando como un gochín (al final de la ruta todos olerían como tales); otras plantas aguijonearon a los ciclistas durante el recorrido (hermosos cardos con brillanes pinchos, según la Enciclopedia Britanica).

Pasado Ardón, se disfruta de la grata experiencia de pedalear sobre campo arado, mientras las suspensiones hacen "huff, huff" y se produce el primer -y único- pinchazo; mientras Pablo repara con la ayuda del comité de expertos, alguno pierde aire, pero no de las ruedas. Reagrupados, se prosigue el camino hacia Cembranos. En el centro del pueblo, la organización había previsto un servicio de lavado de pieses, aprovechado por Roberto y Paulino, que se convertirían así en los "frescos del barrio". Tras la pelea por el agua de la fuente, se continúa por camino señalizado, para atacar las duras rampas de los puentes de la autopista.

Tras una bajada rocosa, la Serpiente Azul llega a Cillanueva, que bordea por la tangente -excepto los que se saltaron la flecha, que hicieron visita completa- para llegar a Banuncias, localidad conocida mundialmente en los alrededores. Luego, un buen repecho para visitar un encinar, disfrutado con lujuria por su grata sombra; a buen ritmo, y tras superar más repechos (no es que fueran demasiado duros, pero el sol pesa mucho sobre la chepa), se produce la entrada en un bonito viñedo, no tan disfrutado porque las cepas no dan sombra... A Manu-Pedal hay que hacerle una reparación en una pata con cinta americana, para que pueda seguir pedaleando; se dice que rueda por YouTube el video del momento en que se la quitó, con todo ese adhesivo tirando de los pelos del apéndice andadero.

La bajada hacia Valdevimbre se realiza por un hermoso campo a través, en el que Juanjo ya había caído la semana anterior, haciéndose pupita en la mano; Willy, que gusta de experimentar, probó que es cierto que se cae en esa zona. Recargados los botijos, se abandona el pueblo como perseguidos por el coco, para no volver... montados en bici. Y es llegando a Farballes cuando Willy vuelve a experimentar el placer de las caídas, aunque esta vez se deja un trozo de la piel del codo. Unas lagrimitas a la sombra antes de llegar nuevamente a Benazolve, donde Manu Briansó tiene preparada la bebida fría, para la garganta, la nuca y la zona inguinal. Concluida la primera parte de la ruta, se retiran Manu-Pedal (por lesión), Arsenio (porque se le va la fuerza por la boca) y María José (para ayudar a Manu a aguantar a Arsenio) y se van a la piscina.

Los supervivientes continúan ruta hacia Villalobar -que se deja a un lado- donde, como su propio nombre indica, se encuentra un toro de Osborne a tamaño natural, para montarlo desde todos los ángulos (y tocarle las pelotas cuales ladillas hipertrofiadas). Continuando por peligrosa bajada en dirección al río -el Bernesga- el grupo acaba metido en una chopera. El fruto del álamo, como todo el mundo sabe, es la sombra, disfrutada aun más que las de las encinas, pedaleando como diablos y esquivando troncos y baches.

Y como ya era un poco tarde, y el calor estaba arreciando, el grupo se encamina a Benazolve a dejar las bicis, coger los coches y los bañadores, y se lanza corriendo a la piscina, a refrescar las partes exteriores de la anatomía. Los tres retirados ya estaban esperando en el bar, a pesar de que no apetecía salir del agua. El espectáculo de los bañadores marcando paquete es inenarrable, por eso se suprime de la narración.

A las 4 de la tarde comienza la parte más dura de la ruta: la visita a las bodegas de Valdevimbre. Por mucho que digan que las cuevas son frescas, el vinillo de la tierra se encarga de calentar a los deportistas por dentro. La comida, espectacular, sobre todo esas tortillas guisadas típicas de la zona, amén del embutido de primera división y la carne a la parrilla. De los orujos caseros mejor no hablar, porque sería incitar a la bebida, y esto lo leen niños. Tras la entrega de premios (este Briansó tiene más detalles que la catedral de Santiago), la salida a la dureza de la tarde leonesa, donde se intercambian besos y abrazos de despedida, no con un "adiós", sino con un "taluego", como dirían en el NO-DO.
Como fin de fiesta, un puñado de valientes volvió a la piscina, a remojar los perendengues, antes de dar por concluída oficialmente la 1ª Vuelta a las Bodegas. Luego, con mucho pesar, tuvieron que montar en los coches que les llevarían a la rutina diaria.

martes, 3 de julio de 2007

Cañones del Ebro y del Rudrón

..........Bien merecen la pena hacer los 250 Km. que nos separan de estas dos espectaculares rutas por tierras del Cid, por este motivo un grupo de btteros nos pusimos en camino desde Gijón, León y Madrid para en mi caso y el de Joaquín redescubrir y el resto del grupo descubrir con asombro tanta maravilla tan cercana como desconocida.

Día 1:

..........Con unos rutómetros elaborados con sumo esmero y perfección (como no podía ser menos) por nuestro amigo Vega, nos pusimos en camino para la primera ruta que parte de Terradillos del Sedano y recorre el río San Antón por una buena pista de 8,7 km. que nos deja en Santa Coloma, para después ascender por carretera pintoresca hasta Moradillo del Castillo [Km.10,5]; este pueblo, además de unas espectaculares vistas, tiene una magnifica fuente. Continuamos por pista ancha y cómoda en descenso hasta un pequeño cruce a la izquierda, que para los mas “rapidillos” pasa inadvertido, donde comienza el sendero más agreste y divertido de la ruta del día, que nos lleva en subida hasta una atalaya de roca desde donde se divisa todo el cañón.
..........Después de poner a prueba la habilidad en el manejo de la montura y cuando el camino parece desaparecer, debemos atravesar un campo de cereal para salir de nuevo a una pista que, en descenso, nos dejará en Hoyos del Tozo [Km.17,5]. Aquí reponemos fuerzas y continuamos poco a poco pasando pueblos, como Pradanos del Tozo, donde comienza otra subida que atraviesa un pequeño bosquecillo de roble bajo que al final nos deja en un claro para bajar a Tashedo, otro pequeño pueblo que atravesaremos para luego, por una larga loma desde donde, después de un duro rodar hasta el Km. 39,5, giramos bruscamente a la izda, por un valle que sin perdida nos dejará de nuevo en Terradillos después de recorrer 43 km. por estas tierras.


Día 2:

..........El segundo día partimos desde Orbaneja del Castillo donde estamos alojados “magníficamente”, por cierto, en el centro rural La Puebla, regentado por Jose, un “paisano” de Santa Cruz de Mieres que nos atiende estupendamente.
..........Partimos por un sendero tras atravesar un puente y un argallu, senderín de mas de 5 Km. que nos dejará en Quintanilla de Escalada. Después de atravesar el río nos metemos a la izquierda por un sendero estrecho y divertido que nos llevará hasta Pesquera de Ebro, donde paramos a admirar el magnifico puente medieval que atravesamos por la Capilla de San Antonio. Después de rodar unos metros por carretera nos metemos por un sendero a la derecha que nos llevará a Cortiguera, antiguos palacetes hoy en reconstrucción que nos hablan de un pasado señorial hoy abandonado.
..........Partimos por al lado de la fuente por otro camino que en suave ascenso nos llevará hasta los balcones del cañón, desde donde se pueden divisar al fondo el río y si hay suerte veremos por debajo nuestro sobrevolando a los enormes buitres (de los que vuelan, los otros los hay en cualquier llugar). A continuación comienza la “bajada” trialera donde los bajadores hábiles pondrán a prueba toda su destreza para no darse de bruces contra la dura piedra. Asi continuamos con cuidadín hasta Valdelateja y San Esteban de Pesquera, donde una leyenda escudo nos habla de una “casa de Placer” de 1712 cuando estas eran un bien mirado servicio.
..........Continuamos ruta por una pista en suave pero largo ascenso nos llevará hasta Turzo, donde en su fuente tratamos de reponernos y prepararnos para la ultima subida corta y dura que, tras atravesar la carretera y ya en descenso, nos conduce a los impresionantes balcones naturales sobre Orbaneja, donde está nuestra meta después de 46 Km. de ruta que por su preciosidad estaríamos dispuestos a tripitir. Sin mencionar el pozo azul y las innumerables lagunas de agua cristalina que salpican el paisaje que, como dije al principio, merece la pena el desplazamiento.

Rubén (de los Patricios Romanos)

miércoles, 27 de junio de 2007

III Raid Desafío Bugarent en As Pontes

Este fin de semana tocó Raid. En vísperas de la próxima vuelta al concejo varios miembros de la peña Btt Pelayo se embarcaron en esta dura prueba en la que además de recorrer kilómetros con nuestras bicicletas había que realizar otra serie de disciplinas como trekking, descenso de cañones, kayak, patines o tirolina.

Los miembros de la peña nos distribuimos en dos equipos, el equipo élite compuesto por Rober, Arsenio y Chelis y el equipo aventura con Maria Jose, Manu y Fran. En categoría élite la prueba es non-stop, además incluye mas secciones de bicicleta, de trekking, una sección de patines y tirolina. Solo para los mas valientes. Los de aventura teniamos el privilegio de descansar por la noche, además en las pruebas solo tenían que correr dos miembros del equipo, el tercer miembro podía descansar.
Tras dormir como pudimos, en el pabellón polideportivo de As Pontes, comenzamos la primera prueba que consistía en un trekking urbano con una serie de preguntas que había que contestar correctamente para lograr una bonificación de tiempos. El equipo de aventura se puso por delante del de élite (fundamentalmente porque nos saltamos una pregunta), eso sirvió para que durante el recorrido en bicicleta estuviésemos acompañados de otros equipo, cuando teníamos dudas de orientación solo teníamos que seguir al resto de participantes.El equipo élite no tuvo tanta suerte, fueron solos bastante parte del recorrido y eso provocó que se perdiesen en algunos tramos.

La siguiente prueba consistía en un trekking por un barranco, según la organización apenas había que mojarse. La leche, el rio bastante caudaloso había que cruzarlo un montón de veces, ir nadando por él y no hundirse en los rápidos. Acojonaba bastante, y el rappel nada menos que de 50 metros.

Después mas bicicleta, otros 50 km. La ruta mucho mas bonita que la de por la mañana, unos paisajes espectaculares, tan pronto estabas a la orilla de un río cobijado por los arboles y la vegetación como en lo alto de un parque eólico contemplando los monte gallegos. En este sector al equipo élite le paso de todo, Arsenio tuvo la mala fortuna de caerse en el vadeo de un río con la bici a cuestas, Se dio un buen golpe pero no solto la bici (con lo que le habia costado). Chelis andaba fastidiado de la rodilla, se la había lesionado la semana pasada y aun así había venido a competir. Nos enseño la rodilla y aun no sé como llegó hasta allí. Al final tuvieron que abandonar después de este sector, una pena ya que iban bien clasificados (los octavos creo). Rober todavía tuvo ánimos para hacerse los 2 kilómetros de patines, y era cuesta arriba !!!
Luego toco descansar, dormir un poco y levantarse para que los del equipo aventura pudiésemos acabar el raid. Nos despertamos tarde y nos confundimos de punto de partida. Al final gracias a Rober pudimos llegar a la prueba del kayak, aunque con una hora de retraso con respecto al resto de equipos.

Para finalizar quedaba un ultimo trekking de 18 kilómetros, que realizaron Maria José y Fran. Tuvieron que saltarse unas cuantas balizas y apretar los últimos kilómetros para poder llegar antes del fuera de control, pero al final lo lograron y pudieron terminar este duro raid.

Después de tanto sandwich queríamos darnos un homenaje y disfrutamos de una comida con pulpo y parrillada de carne, todo amenizado por Arsenio que había recuperado el animo y estaba como en sus mejores ocasiones. Contando historias de forma llana y con un salero que hace que te pongas a reír sin parar, todos dándole caña y él aguantando las puyas como el mejor. Agradecer tambien a Isa (la mujer de Manu) por pasar el dia de su cumpleaños dándonos la asistencia, preparando sandwiches, llevándonos tortilla y recibirnos con una sonrisa cada vez que llegábamos derrotados al final de cada prueba.

lunes, 18 de junio de 2007

Por el Parque Nacional de Redes

"Ahora empieza la bajada" - Chema, metiendo el plato pequeño.

Resulta muy aburrido hablar del tiempo, es el tema a tratar cuando no se sabe que decir, pero la verdad es que en Asturias siempre pasa lo mismo. Casi prefiero que los pronósticos anuncien ventisca o huracanes, porque entonces hará un maravilloso día de sol.

Un día veraniego para una ruta de extrema belleza. Visita de los Pelayos al Parque Natural de Redes, una ruta solo para paisanos curtidos. En tan solo 37 km hicimos una media de 9,5 km/h, con mas de 3 horas de descanso, y es que las interminables subidas hacían que tuviésemos que parar a coger resuello cada poco.
Una ruta "todo para arriba", desde que cogimos la carretera a Belerda enganchamos el platillo y no lo soltamos casi hasta finalizar la ruta. En el kilómetro 9 ya estábamos asfixiados, llevábamos mas de una hora subiendo y subiendo sin parar, lo único que cambiaba era que a veces subíamos en bicicleta y otras veces subíamos andando.

Lo bueno de tanta parada era que teníamos tiempo de sobra para admirar nuestro entorno, picos, el Retriñón, el Tiatordos, el Cantu del oso, y como objetivo final la vega de Brañagallones. Un oasis verde en medio de los bosques de hayas y las rasgadas montañas.

Tras una hora y media finalizamos la primera ascensión, llegamos a una majada donde un mastín protegía a un rebaño de cabras, afortunadamente la perilla de Chema engaño al sabueso y pudimos comenzar la breve pero vertiginosa bajada hasta el pueblo de la Felguerina.
Otra vez a subir !!! Nos cruzamos con un Land Rover, el conductor se para a hablar con nosotros y a comentarnos que nos esperan unas rampas de la leche. El asegura que son de las mas duras de Asturias, pero no ha debido de subir tantas rampas como nosotros (y mucho menos en bicicleta). Las rampas si que eran duras, pero tampoco para tanto. Andando se suben igual que las demás, primero un pie y luego el otro. Cada 500 metros había que andar parando a respirar un poco (a Tino no le hace falta, tiene pulmón de sobra).

Después de la comida una pequeña subida y llegamos a un collado desde donde tenemos las primeras vistas de Brañagallones, Mericueria, el Cantu del oso, la Peña el Viento. Volvemos a bajar para internarnos el un bosque de hayas envidia de media Europa, rodábamos con el cielo y el suelo cubierto de hojas !!!

A media bajada un enorme árbol cortaba el camino, después del vadeo me distancie un poco del grupo, con la intención y el egoísmo de rodar un poco en solitario entre el silencio del bosque. Una de las grandes ventajas de la bicicleta es que es rápida y silenciosa, gracias a ello sorprendí a una piara de jabalíes. Ellos se asustaron casi tanto como yo y salieron corriendo, lanzando gruñidos amenazadores, serian una docena. La mitad eran adultos bastante grandes. Durante casi un minuto los tuve a la vista, Pablo llegó detrás y puedo ver como escapaban un par de crías. Mas adelante también tuvimos la oportunidad de ver a unos Rebecos.

En Brañagallones descanso y sesión fotográfica mientras seis o siete moteros hacían un recorrido turístico por la Vega. La bajada hasta Bezanes, final de ruta, fue muy rápida. Tino y Chema bajaron disparados, la pista en muy buen estado y las ganas que teníamos de coger una bajada después de tantas subidas completo el recorrido a través del Parque Natural de Redes.

martes, 29 de mayo de 2007

Ya pasó el Soplao

Con la sensación agridulce de haber hecho lo correcto y con la alegría por nuestros compañeros 7 valientes que tuvieron la fuerza y la decisión de seguir adelante se fué el primer soplao de la historia con mas dureza que la marcada por la organización que si no fué perfecta, si tuvieron un enorme trabajo y bien merece un aplauso y una felicitación por el esfuerzo y despliegue que sufrieron a causa de la climatología.

Como ya leeríais la pertinaz llovizna, los chaparrones el viento y el frío fueron nuestros compañeros desde antes del comienzo de los mas de 165 km. de la ruta, los que formamos el
grupo tranquilo nos tomamos con filosofía la primera subida hasta el avituallamiento de Caviedes y las duras rampas del Soplao donde con un tiempo infernal nos colocaron el 2º avituallamiento.

Ya por los embarrados descensos desde la mina al pueblo de Celis donde una buena mujer se compadecía de nosotros ofreciéndonos la manguera para nuestras monturas, y después de un largo tramo por carretera a Puentenansa y subida a Carmona,un rápido descenso de 8 Km. nos sitúa en Ruente no sin antes ver sufrir en las duras rampas a nuestros compañeros que poco a poco se van dando cuenta de lo que nos espera.

En Ucieda subimos en suave ascenso hasta el tercer avituallamiento en el área recreativa de casa del Monte donde nos comunican que acaban de salir algunos miembros de nuestro equipo, allí nos encontramos con un Cristian reponiendo fuerzas pero congelado y convencido de que allí se termina la ruta para él y donde el grupo que formamos MªJosé, Chema, Pedro, Juanjo que(ya venia muy tocao) y yo mismo tomamos la que luego ratificaríamos como buena decisión, nos vamos con Cristian estoy convencido de que a poco que los animáramos, Chema é incluso Pedro hubieran seguido, pero nuestra cabeza que se mantenía fría (y mojada) pensando en los casi 90 Km. de agua y frío que nos esperaban no éramos los mas indicados para animarles.

Tomada la decisión llegamos a la meta de Cabezón con 82 Km. recorridos donde nos reciben con un café caliente, después de la reponedora ducha, un buen plato de paella y espaguetis, nos situamos a pié de meta a la espera de noticias que no son muy alentadoras pues hay gente con hipotermia en el puerto y suben el medico y algunos organizadores con mantas y café para aliviar en lo posible la situación, entretanto llega a la meta con mas de 8horas el primer clasificado un joven catalán sin mochila y con pinta de profesional pata negra, seguimos esperando y llega un furgón con bicis, anuncia el comentarista nos acercamos y “sorpresa” conocemos algunas, no voy dar nombres (por las fotos los conoceréis) pero gente importante de nuestro grupo están bajando en coches y furgonetas de la organización incluso con síntomas feos de frío y temblores ( la ruta con frío y agua era “muy dura”) aquí nos convencemos de que nuestra “retirada” a tiempo fue acertada.

Van llegando a Meta, Guti, Rober, Juanin, Manu (el de “Isa”) también algún Asturcón como Vega, Carlos Coello, Nespral, Alfonso de Avilés, Peleas de Lopenta etc. y ya de noche llegan Fran, Emilio y Omar, que reciben una merecida ovación por parte del grupo, ya han pasado muchas horas y aunque no llueve en meta los últimos participantes nos comentan que llegan a mas de la una de la noche todos unos héroes pues los últimos fueron sin duda los que mas tuvieron que sufrir más las inclemencias del tiempo.

En números : 464 inscritos, toman la salida 425, y llegan a meta 156
aprox. El primero 8h 05’
Sin más comentarios.
“Enhorabuena a todos”
(Post data) la ruta nocturna fué “otra cosa”



Por Rubén

Clasificaciones oficiales:

Puesto Dorsal.......Participante........................Tiempo Total
..19.........69.......NAVARRO VIDAL, AGUSTIN.........09:25:37
..84.........35.......MONTES MARCOS, ROBERTO......12:02:50
..91.........37.......CASTRO CASTRO, JUAN MANUEL..12:13:25
114.........55.......TAMARGO FERNANDEZ, MANU......12:30:42
139.........42.......MORIS MARTIN, FRANCISCO........14:05:27
140.........39.......ARGUELLO MEDINA, EMILIO.........14:05:28
141.........38.......BARRIO GARCÍA, OMAR..............14:05:46

domingo, 27 de mayo de 2007

La resaca del Soplao

Va a ser dificil encontrar un reto tan duro como la prueba de los 10.000 del Soplao que se celebró el sábado 26 de Mayo de 2007. Se pueden poner muchos calificativos, heroica, dantesca, pero como lo mio no es la gramática culta tan solo diré que fue la hostia.
Uff, un kilometraje enorme, un perfil duro y lo que faltaba al aderezo, un dia de perros. Lluvia y mas lluvia, adornada con viento, frio y un poco de barro para darle color al día.

Para aclimatarnos estuvimos esperando mas de media hora bajo la lluvia a que se diese la salida. Solucionamos el problema de la lluvia, ya era imposible mojarse mas y comenzamos a pedalear.
Entre los mas de 400 participantes (eramos unos 460, pero muchos ni tomaron la salida) los miembros de la Peña nos fuimos encontrando y haciendo grupetos en funcion del ánimo y la condición física, menudo día que nos esperaba.

Los avituallamientos fueron abundantes, con mucha comida, aunque se echo en falta alguna bebida caliente. La organización no se esperaba el tener un día tan malo, pero respondieron rapidamente y en el último avituallamiento pudieron ofrecer una taza de café que supo a gloria para los que llegamos hasta allí. De las vistas poco os puedo contar, los bosques preciosos, pero en la parte alta entre la niebla y la lluvia no se veia ni al hombre del mazo. El muy cabrito cogio a muchos por sorpresa.

En la línea de meta empezarón a llegar los pelayos, Guti, Roberto, Juanin, Manu (el de Rubén) y a unas cuantas horas otro grupo con Emilio, Omar y Fran que llegaron a las 22:15 después de 14:05 horas de pedaleo. El recibimiento de todos fue como si hubiesen ganado, casi se me cae hasta una lagrimilla (menuda mariconada que acabo de decir).

Los que no pudieron acabar se merecen los mismos honores, sufrieron incluso mas que los que llegaron y se pueden consolar con el trabajo que han hecho para llegar hasta aquí. La impensable, el etapón de anayo, y muchas horas de entrenamiento durante este año encima de la bicicleta. Ademas de unos cuantos kilos perdidos y un monton de kilometros recorridos bajo la lluvia por las tierras cantabras.

Para finalizar fiesta de despedida con sidra y cavas, esto si que son rutas que hacen aficion.

Menciones especiales.
Avituallamiento liquido: Alicia y Reyes
Showman: Arsenio
Espontaneos: Jose y Jose, de Madrid

lunes, 21 de mayo de 2007

Ciclismo en estado puro

Ayer vivimos una cita cicloturista de las que hacen afición (o deshacen según tengas el cuerpo), pero hemos aprendido varias cosas: por ejemplo hemos visto que Rober -el de Mª José- también sufre en las rutas, o sea que se acerca mas a los humanos que estamos un peldaño o varios mas abajo (btteramente hablando) para que no se mosquee nadie.

Vivimos el nacimiento de una nueva estrella en bici de carretera, aunque ya habíamos visto una impresionante progresión en btt: ahora Manu -el de Rubén- ha saltado a la carretera con la bici de Chema y ha hecho una ascensión a los Lagos "impresionante" con un tiempazo de 1h 13m después de llevar mas de 100 Km. con Fito incluido y lloviendo y orbayando toda la ruta, haciendo un demarraje en la huesera con plato grande que dejo secos y boquiabiertos a todo el personal de alrededores; lo dicho, todo "un fichaje".

Vimos a un Guti casi de paseo en la huesera después pararse a ayudar a un ciclista que se había caído con rotura de clavícula incluida y el primer Pelayo que vimos pasar fue a José Ordás con su impresionante musculatura pernil y a otros antiguos compañeros que dábamos casi por desaparecidos y poco a poco subían como podían por las rampas de los Lagos

Mª José -la de Rober-, que como todos sabéis es una excepcional mujer, amiga y compañera de fatigas en las rutas, también dió una lección de compañerismo animando a todos los que pasaban a nuestro lado y nos adelantaban a duras penas a pesar de que nosotros subíamos con bicis "gordas" y cargados con los bocatas y la ropa seca para nuestros "compañeros"; pues así y todo tuvo una palabra amable para cada uno y hasta ayudó a un pobre hombre que se le rompió la cadena y no tenia troncha gracias a lo cual aprovechamos a aprender con la practica y lloviéndonos encima a arreglarla, después continuamos subiendo hasta alcanzar la meta situada en las antiguas minas de Buferrera por encima del Lago Enol.

Cansados de esperar un buen rato arriba y cuando el frío y la humedad empezaban a entumecernos, comenzaron a llegar "los nuestros" con Rober a la cabeza "sufriendo" como nunca lo vimos (por eso lo de humano) y después llega Manu con un pedalear alegre de pie encima de la bici como si estuviera dando un paseo por el monte Deva, un poco mas tarde llega Merche y su amigo, miembros del "equipo" que ayer participó en esta marcha homenaje a Fernando Escartín donde pudimos ver a Beloki de espectador y algun profesional más agazapados tras el disfraz de calle .

Lo dicho, mucha gente conocida y desconocida. 1.824 tomaron la salida y 1.600 llegaron a meta con esa satisfacción que da acabar las rutas aunque tengas que sufrir “como un perro” para lograrlo.

Felicidades a todos, tenemos un club Señor .

por Rubén (el de Manu)

domingo, 29 de abril de 2007

El túnel de Careses

Otro sábado que amenaza lluvia y otro sábado que nos juntamos un montón de ciclistas a los pies de Pelayo. Hay que ver lo activa que está la Peña para juntar semana tras semana a tanta gente.
La ruta que hoy se plantea tiene tintes novedosos. Hay que portar ropa de abrigo y a ser posible llevar luces. Intentaremos encontrar el túnel de Careses, un antiguo túnel que discurre por el trazado incompleto de la línea de ferrocarril entre Lieres y el Musel. Muchos habían oido hablar de él, pero nadie lo había visto, vamos, como las meigas.
Partimos de la Plaza del Marqués hacia Deva, mientras por el camino se nos iban incorporando mas unidades al pelotón, para tranquilamente subir hasta el Área recreativa de Deva.
Como ibamos muy tranquilos y sin sobresaltos decidimos intentar la subidona del deposito, esta vez ni Calo pudo con la pendiente. Por la vía directa subimos hasta el Fario para bajar en dirección a la carretera de la Collada de Atrás por un pista, que en un primer tramo desciende por el bosque (precioso) y en un segundo tramo se convierte en una trialera llena de pedrolos y rodadas (pa los que bajan bien).
Salimos a la carretera y tomamos dirección a la cantera de Careses, nos desviamos para coger el trazado de un pr que nos lleva hasta la boca del túnel.
Nos abrigamos, encendemos las luces y nos sumergimos en la oscuridad entre murmullos, chascarrillos y risas. Un experiencia diferente, nada sexual, pedalear con poca luz y meternos en un tunel de 1km de longitud. Recorrido un tercio hay que cargar con la bici por un derrumbe. Echando la vista atrás se puede ver el desfilar de los focos, hacia delante la salida y algún que otro murcielago. Una pasada.
Salvamos el derrumbe, grandes charcos se interponen a la salida, cerramos los ojos (total no se ve una mierda) y empezamos a pedalear esperando que el agua no nos llegue muy arriba, una salida espectacular.
Contentos con la novedad posamos a la salida del tunel, esto hay que repetirlo algún día!!!

lunes, 23 de abril de 2007

La impensable

"Con lo bien que estaba yo trabajando en el Comercio" - Book of Josechu
"Yo no traigo bomba ni cámara porque no pincho" - Rafa

Menudo etapón que nos tenia preparado Cristian a un mes vista de la cita del Soplao, aún de noche cogí la bici del garaje y me lanzé a las calles de Gijón en dirección a Pelayo pensando en la que me esperaba ese día.

7:30
Cristian, Juanjo, Nacho, Omar, Javi, Ramón, Rafa, Gelu, Pablo, Josechu, Luis, Manu, Chema, Félix, Juan y Fran. Esta vez pongo los nombres ya que se lo merecen por estar tantas horas con las posaderas sobre la bicicleta, je je je, "porque yo lo valgo".
Bastante niebla y mucha gente de retirada por las calles de Gijón cuando comenzamos la ruta en dirección al monte Areo.
Nada mas empezar las primeras rampas por carretera un pequeño susto debido a la imprudencia (o mejor gilipollez) de un conductor. Como esta zona era muy conocida por casi todos no hubo mayores problemas y juntos evitamos en la medida de lo posible embarrar las bicicletas en las cienagas existentes. La rápida bajada hacia Serín empezo a disipar la niebla y ya en el primer avituallamiento, cerca de la perrera municipal, vimos que iba a ser un día de calor.

9:40
Carretera y manta hacia Santufirme, mucha carretera, pero la manta no la necesitamos (hacia calor). Del tramo de carretera poco que contar, poco tráfico y bonitas vistas, lo mejor cuando abandonamos la carretera y comenzamos a meternos por pistas desconocidas para la mayoría del grupo. Subidas tendidas hasta llegar próximos al Area Recreativa de Santufirme, donde iniciamos un rápida bajada, con caida simbólica de Cristian y Manu, que nos dejaría en Lugo de Llanera. Cruzamos la carretera nacional y dirección al Naranco.

11:15
Se abre la veda de averías, a Rafa le sale otro huevo, pero este en la cubierta tubeless. Menos mal que entre la cubierta de Gelu, la cámara y bomba de Pablo y la mano de obra de Juanjo solucionaron el problema, mientras tanto los demás nos partiamos el culo escuchando las puyas entre Ramón y Rafa.
En la subida al Naranco perdimos a Omar y Manu en la cantera, afortunadamente estamos en la era del teléfono móvil, una llamadita y Fran-Asistencia baja a recoger a la parejita. Dura subida al Naranco, ahora el sol si que pega.

13:00
Tirados en el Naranco, en medio de un prado hicimos el segundo avituallamiento. Este en plan comida, con Pablo sacando su bocata de chorizo picante de Tarabicu y Gelu sus dos bocatas de chapata con tortilla. Mientras tanto Ramón se comia la mitad de su sandwich, Fran le daba a las ensaladas de pasta y otra gente apostaba por el tupper y la tradicional tortilla de patata española. Un poco de todo. Aqui Manu nos dejó, el pase que le habia dado la mujer caducaba a las 15:00.

13:30
Bajamos por una trialera jodidilla, para luego coger el camino de Santiago en dirección a Avilés. Un poco de todo, asfalto, pistas. Problemas con unas pastillas de freno rebeldes, algún pinchazo. Me dio la impresión que este tramo de la etapa fué un punto critico donde, por lo general, se vio a toda la gente algo cansada. En el Escamplero, en un bar, decidimos unánimemente realizar otra parada para reponer fuerzas.

15:30
Mas carretera, hasta que comenzamos la ascensión al Gorfolí donde nos metimos en una pista en la que de buenas a primeras comenzamos con un subidón de órdago. Tan solo Gelu pudo con la subida, pero la peregrina taba tan cansada que dijo "basta" y pinchó al llegar arriba. Los demás aprovechamos para escaparnos y dejarle descolgado, pero al final nos encontró en el siguiente punto de avituallamiento.

17:00
La gente se encontraba algo cansada, aún quedaba la mitad de la ruta, pero ya habíamos pasado lo peor, el Areo, Santufirme, Naranco y Gorfolí. Merendamos algo y cogimos la bici para comenzar la bajada hacia Avilés. Salvo la primera parte, en la que encontramos algo de barro y el camino estaba destrozado de rodadas de camiones madereros, el resto estaba en perfecto estado y la gente bajó tranquilamente, descansando y disfrutando del paisaje.

18:25
Una parada en una gasolinera de Avilés para comprar unos refrescos e hinchar ruedas. Aquí nos abandonaría Ramón que tiraría por carretera hasta Tabaza y luego a Gijón. Los demás, camino al faro Peñas por carretera. Nos pasamos el desvio dictado por el track (es que íbamos a toda leche) y tiramos por la carretera para desesperación de muchos conductores. Bastante trafico, como eramos muchos y la carretera es bastante estrecha hicierón que pusiesemos a prueba la paciencia de los que iban a cuatro ruedas. Esta vez no hubo incidentes y varios kilómetros mas adelante pudimos retomar la ruta propuesta.
Continuo sube y baja hasta que enfilamos la recta final al Faro Peñas, o mas exactamente hasta su bar donde hicimos otra parada mas.

20:30
Ya toca abrigarse, empieza el anochecer y cogemos esta vez un senderuco que nos lleva en continuo sube y baja bordeando la costa, cogemos despues mas pistas de tierra hasta una casería donde hacemos una breve parada para reagruparnos y donde las propietarias (aunque casi parecian paisanos) nos permiten llenar nuestros camelbags y bidones de agua (es que lo les quedaba sidra).
Al poco de retomar la pista nos colamos, Omar y Gelu, que se habian adelantado unos metros, tuvieron que deshacer lo bajado y volver a subir hasta donde nos encontrabamos el resto. No os diré todo lo que nos reimos de ellos.
Bajamos a una playa y vuelta a subir hasta la carretera. Ya de noche seguimos con la iluminación que llevabamos, con cuidado y en grupo, ya que algunos no llevaban luces y otros solo llevaban frontales.

21:30
Una parada intestinal de Gelu, se debio de quedar a gusto con todo lo que tardó, hizo que se formase un grupo con Pablo, Gelu y Fran que tiro por carretera y el resto, que no tengo ni idea por donde tiro, pero que al final llego a Luanco poco detras de nosostros. No nos dio tiempo ni a bebernos las claras que nos habiamos pedido para sorpresa de toda la gente que estaba de copas por Luanco.

22:15
Reagrupados cogimos la carretera hasta Candás y luego nos metimos por Perlora para enlazar con la senda costera. Algunos disfrutarón de su primera experiencia nocturna (lease encima de la bicicleta). Entre los frontales y focos que llevabamos nos apañamos para llegar hasta el Musel y tomar la carretera para llegar como bólidos hasta Cuatro Caminos.

23:30
Fin de etapa, despedida desde Cuatro Caminos y cada uno para su casa a cenar. Rutaza, record de kilometrada, de desnivel acumulado y de horas encima de la bicicleta para mucha gente. unos 145 km, 3100 metros de ascenso acumulado y unas 11 horas encima de la bici.

La mayor sorpresa es que tan solo abandonaron dos personas, y por problemas de tiempo y no físicos. El resto aguantamos, cada uno paso su momento malo pero al final se vio a la gente bastante entera. Enhorabuena a todos.

sábado, 14 de abril de 2007

La Vuelta al Concejo sin complejos

"Si veis como bajé, no me conoceis" - Javi
"Ahí abajo hay una casa con mujeres desnudas" - Josechu

Un día muy así como de Abril, a las 9 de la mañana en Las Mestas, logramos congregar a 17 ciclistas, de todas las tallas, para hacer de conejillos de indias en las pruebas de lo que será la XIV Vuelta al Concejo de Gijón en BTT (o sea, la decimocuarta). Salimos puntualmente a las 9:15 y recorrimos, silvando la melodía de Verano Azul, la senda del río Peñafrancia, para llegar a lo que sería el primer puerto puntuable de la jornada: la subida al alto del Infanzón por la fuente de Isabel II. Los primeros comentarios de los conejillos se hicieron con el aliento un tanto alterado, por lo que no se tienen en cuenta.

Bajamos por la vía expeditiva a la senda de La Ñora para subir, muy ciclablemente (a pesar de que en las fotos se nos vea echando el pie a tierra) hasta el golf de La Llorea, punto habitual de agrupamiento en los últimos años. Salimos por la carretera hasta Puente Hilario y atacamos las rampas que, dejando de lado el cementerio de Deva (aún estábamos todos vivos), nos acercaron a La Arquera, lugar conocido como "los troncos" porque hasta hace poco había troncos allí almacenados.

Aquí aplicamos el segundo cambio de esta edición de la VCG, bajando al valle de Rioseco para recorrerlo en su totalidad, con su elegante sube-y-baja, hasta Rioseco de Baldornón, donde nos esperaba la rampona de hormigón que tanto nos gusta (lo pongo en otro color para que se vea que es ironía). Félix nos abandonó con tres radios rotos, lo cual aprovecho para deciros, chavales, que hay que venir a la VCG con la bici revisada y a punto, que no vale hacerlo la noche anterior, que luego pasa lo que pasa. Ya solo quedábamos 16 conejillos.

Tras aplicarnos un rato con el hormigón, nos desviamos a la derecha para ascender a Paragüezos y retomar el recorrido tradicional, con bajada trialera (cinco estrellas) a La Collada para los más flojos, y subida al Fario (y bajada trialera, por supuesto) para los más recios. Javi se fue con la bici de Emilio, el cual, al llegar abajo y ver que Javi no aparecía, se puso nervioso y mordió a un perro que pasaba distraído. Moraleja: nunca le dejes tu Epic a nadie, que igual no te la devuelve. Eran las 12:30, pero como salimos 15 minutos tarde, hicimos como que era más pronto. El cansancio ya había hecho mella, y Rui, que llevaba meses sin montar, nos abandonó, junto con Pableras, con la excusa de ver el descenso de Deva (o sea, ver a otros trabajar). Quedamos 14 conejillos.

Continuamos la ruta con la subida a Los Ablanos rodeando el pico Carbonera, que condensa en menos kilómetros lo que subíamos otros años por otro lado. Cansados, pero felices, bajamos el bosque de Muñó por un nuevo paso trialero, que hará las delicias de los que controlen la máquina; total, al final salimos al mismo sitio pero un poco más embarrados. Seguimos camino abajo hasta cruzar el arroyo del Cogollo (viene en el mapa, no me lo inventé yo) y en la subida Javi sufrió la única avería física de la jornada. Acabado el corto remonte nos abandonaron Ángel (por cansancio, que lo se yo) y Tino (que no se por qué); quedamos 12 conejillos.

Bajamos a la carretera de Muñó y pasamos al otro lado -como Darth Vader-, unos por el puente, otros por el río Noreña (ya vereis las fotos en el álbum de fotos). Subimos una trialera como buenamente pudimos y acabamos un poco más arriba de Celles, para cruzar la autopista (no resultó nadie atropellado, porque los coches pasan por un túnel y nosotros, no). Enganchamos pista, sendero, hormigón y finalmente asfalto, para llegar al Mesón de la Tabla, lugar que quedó estipulado para congregarnos a comer, por estar situado en la hora de la comida y tener espacio suficiente para alojar a los miles de ciclistas que seremos esta próxima marcha -ver teorías espacio-tiempo-. Tras la comida, Josechu se nos fugó, alegando demencia temporal (que tenía que trabajar, decía). Y quedamos 11 conejillos.

Nos incorporamos a lo que era el antiguo recorrido de la VCG, pero esta vez no nos detuvimos en el golf de la Barganiza nada más que para reparar un pinchazo. Cruzamos la AS-18 y nos dirigimos, cansados, a la cantera de Batiao, que pasamos por donde pudimos, y nos dirigimos por las rodadas de los camiones hacia el embalse de San Andrés. Se probó el antiguo recorrido del mirador, pero estaba tan machacado de rodadas y el ganado que seguramente se elimine del recorrido definitivo. Junto al embalse, nos rendimos 5 conejillos por diversas causas (solo Pablo reconoció que estaba cansado -el que escribe no hace falta que lo reconozca, porque ya sale cansado de casa-, Juanjo y Modesto por obligaciones familiares y Javi por la pata chunga). Ya solo quedaron Adrián, Cristian, Emilio, Fran, Nacho y Ramón - 6 conejillos por orden alfabético - que se dirigieron hacia el Areo...

La continuación (leer con otra voz para diferenciar)

Retomamos a los aguerridos supervivientes que enfilaron hacia el Monte Areo, para recorrer el "Camín Llano" menos llano que podemos encontrar. Como éramos seis hicimos tres parejas, todo muy gay, pero con las primeras rampas dejamos de hablarnos y cada uno tiró por su lado. Al final parece que hicimos las paces al llegar arriba y los seis juntitos nos acabamos el chocolate que quedaba y disfrutamos del suave recorrido por el Monte Areo. La bajada la hicimos por el asfalto, fundamentalmente para que Ramón y Adrián dejasen algo sin conocer para cuando hagan la marcha oficial. Otra version no oficial dice que no ibamos porque Fran fue un quejica y no queria rasgarse las vestiduras con más zarzas. Al bajar del Areo dimos por finalizado el primer test de la vuelta al concejo con seis únicos supervivientes y, por mal que les pese a algunos, a las 18:00 ya estabamos en casa !!!